Se fortalece un nuevo paradigma a la hora de comprar

@AleACarrano

A no distraerse, AR-Ecommerce cada vez más presente en las decisiones de compras y las grandes empresas ya llevan un tiempo invirtiendo en Realidad Aumentada, Realidad Virtual, 360 con el objetivo de revolucionar el mercado y elevar las ventas ofreciendo comodidad y ahorro de tiempo al consumidor, que podrá utilizar probadores virtuales, app para la decoración del hogar, personalización de productos e infinidad de posibilidades.

El contexto que marcó la pandemia por medio de la estricta cuarentena y que afectó a miles de negocios en todo el mundo, que se encontraron ante la situación de tener que actualizar sus herramientas para seguir activos en las ventas y no desaparecer en el intento. Esta crisis mundial adelantó la revolución que se venía gestando en las directrices del mercado y se empezó a analizar, agilizar la inversión en aplicaciones que mejoren la experiencia de compra, bajo la promesa de reforzar considerablemente las ventas.

Ante los obstáculos de la COVID-19, el comercio electrónico se ha erigido como la salvaguarda económica en la mayoría de los casos; por ello, su papel ahora es más importante que nunca.

Según un estudio de Accenture, compañía global en cloud y seguridad, el 64% de las empresas más grandes del mundo están invirtiendo en tecnologías inmersivas para potenciar el e-commerce. Además, el 52% de los consumidores tienen una visión positiva de las tecnologías emergentes. Mientras que el 72 por ciento aseguró que adquirió un producto que no pensaba gracias a la realidad aumentada.

La realidad extendida otorga un papel activo al consumidor, contribuyendo a afianzar su fidelidad con la marca o el establecimiento.

En la carrera por introducir las nuevas herramientas tecnológicas, y ampliar la manera de ver y consumir contenido está en la efervescencia del uso de la Realidad aumentada y realidad virtual y la experiencia inmersiva. Una batería de elementos que prometen impulsar a otro nivel la experiencia de compra.

Creando nuevos mundos de experiencias inmersivas, que ahorren tiempo al usuario y aumenten la satisfacción en la adquisición del bien de consumo a la vez que las empresas logren mejorar de una manera cualitativa y cuantitativa las ventas, mejorando los ingresos y gastos que llevan el proceso de comercialización.

Las empresas que ya experimentan el uso de aplicaciones que ofrecen al consumidor la posibilidad de ingresar a un probador virtual, elegir las prendas, colores, consultar los precios y comprar el producto sin necesidad de moverse del lugar donde esta, son sin duda alguna las más revolucionarias al momento de modificar el paradigma de compras.

Metas

La experiencia virtual busca que los usuarios se queden en sus hogares, o el lugar dónde estén y de esta manera eviten el tránsito, la espera. La solución a todo esto, es descargarse una app que detectará la forma de las extremidades y procede a mostrar cómo quedaría la prenda en el cuerpo del usuario y que se analiza, hará más veloz el proceso de compra, va a reducir la devolución de productos, y evitará movilizarse a la tienda. Y, claramente aumentar las ventas.

Las proyecciones dentro del marketing son avanzar en la experimentación de cómo usar lentes de realidad aumentada para cumplir con las expectativas de los consumidores y afianzas la fidelidad de la marca.

Un punto aparte, que les traeré en el próximo post es el rol del 5G en este ambicioso mundo de posibilidades, no hay que olvidar que la realidad aumentada será una de las tecnologías que se vera beneficiada de forma colateral por el boom del 5G que permitirá velocidades mayores de conexión a internet y más calidad, pero eso lo dejamos para la próxima.

Obstáculos de esta era

En general, se identifican como obstáculos para la adopción de la realidad virtual la falta de madurez técnica de las aplicaciones y dispositivos –que, a veces no generan una verdadera experiencia tridimensional o que producen malestar físico en el usuario-, lo caro de los equipos de 3D y lo incómodo de llevarlos, y, desde el punto de vista de la demanda, que el dispositivo estrella –el smartphone– que tiene una penetración universal a estas alturas, debería liderar la penetración de estas tecnologías, pero, por sus características y tamaño, no resulta el más idóneo para ello.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Post

GBM una solución simplificada y transparente

Next Post

GBM y los desafíos en la conservación de la biodiversidad

Related Posts