¿Qué es la blockchain?

Que es, cómo funciona y cómo se utiliza en el mercado

La cadena de bloques generalmente se asocia con Bitcoin y otras criptomonedas, pero estas son solo la punta del iceberg. Y es que esta tecnología, que tiene sus orígenes en 1991, cuando Stuart Haber y W. Scott Stornetta describieron el primer trabajo sobre una cadena de bloques criptográficamente asegurados, no se notó hasta 2008, cuando se popularizó con la llegada del Bitcoin.

Cuando hablamos de blockchains o cadenas de bloques, nos referimos a una forma particular de organizar la información, generalmente en formato de base de datos, con la característica distintiva de que los datos contenidos en un blockchain se ordenan en bloques sucesivos, cada uno conectado con el anterior.

Cada bloque puede contener una cierta cantidad de información y se identifica mediante una cifra alfanumérica generada por una función hash. Las funciones hash son un tipo de algoritmo criptográfico que crea un identificador alfanumérico específico para esa información. Bitcoin, por ejemplo, usa el algoritmo SHA256, mientras que Ethereum usa Ethash.

En caso de que se altere la información de un bloque, incluso en lo más mínimo, también se modificará el identificador. De esta forma, el número hash permite saber si un determinado conjunto de información sufrió algún cambio o manipulación.
La cadena de bloques, más conocida por el término blockchain en inglés, es un registro único, pactado y distribuido en varios nodos de una red. En el caso de las criptomonedas, podemos pensar en él como el libro mayor donde se registra cada una de las transacciones.
En una cadena de bloques, cada “bloque hijo” contiene el hash del bloque anterior, que podemos llamar su “bloque madre”. Este bloque madre también es hijo de otro bloque, por lo que se genera una cadena que hace referencia al primer bloque, también llamado “bloque génesis”, que es el único que no contiene hash de bloques anteriores.

Cada bloque agregado en la cadena fue procesado, aceptado e incorporado por toda la red en un proceso conocido como minería. Por tanto, cualquier cambio en un bloque madre genera un efecto cascada que se transmite a todos los bloques posteriores y que obliga a quien quiera modificar un bloque preexistente a validar (extraer) nuevamente toda la cadena.

Esto significa que cuanto más larga es una cadena de bloques, más potencia de cálculo se requiere para extraerla nuevamente. Por tanto, es más difícil de cambiar. En resumen, cuanto más larga es una cadena de bloques, más difícil es reescribirla.

Su funcionamiento puede resultar complejo de entender si profundizamos en los detalles internos de su implementación, pero la idea básica es sencilla de seguir.

¿Por qué blockchain es tan seguro?
Al ser una tecnología distribuida, donde cada nodo de la red almacena una copia exacta de la cadena, la disponibilidad de la información está garantizada en todo momento. En el caso de que un atacante quisiera provocar una denegación de servicio, debería matar todos los nodos de la red, ya que al menos uno de ellos es suficiente para que la información esté disponible.

Por otro lado, al ser un registro consensuado, donde todos los nodos contienen la misma información, es casi imposible alterarla, asegurando su integridad. Si un atacante quisiera modificar la información en la cadena de bloques, debería modificar toda la cadena en al menos el 51% de los nodos.

La tecnología blockchain nos permite almacenar información que nunca se puede perder, modificar o eliminar.
Finalmente, dado que cada bloque está matemáticamente vinculado al siguiente bloque, una vez que se agrega uno nuevo a la cadena, se vuelve inalterable. Si se modifica un bloque, su relación con la cadena se rompe. Es decir, toda la información registrada en los bloques es inmutable y perpetua.

De esta forma, la tecnología blockchain nos permite almacenar información que nunca podrá perderse, modificarse o borrarse.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post

GreenBond Meter inciativa respaldada por capital natural que busca reducir la huella de carbono

Next Post

¿Cómo me registro?

Related Posts