GBM y los desafíos en la conservación de la biodiversidad

A pesar de las tendencias positivas en la inversión en conservación y las oportunidades emergentes para la conservación de la biodiversidad, atraer capital privado a este sector es un desafío. Las inversiones en la conservación de la naturaleza y la biodiversidad se consideran de alto riesgo y, por lo tanto, requieren altos rendimientos y transparencia en cuanto a su impacto.

Alcanzar los objetivos  de  conservación  y  obtener  ganancias  requiere  estrategias  y  estructuras  financieras novedosas dado que los proyectos de conservación innovadores tienden a carecer del historial o la escala necesarios para atraer a inversionistas más convencionales.

Son altos  los costos de búsqueda y transacción asociados con la identificación e incubación de proyectos de conservación adecuados para inversiones de impacto.   

Los proyectos tienden a ser pequeños y operar en entornos complejos, generalmente de países en desarrollo o áreas  rurales  de  economías  emergentes,  donde  prevalecen  los  desafíos  de  gobernanza, regulación e infraestructura. Desarrollarlos requiere mucho tiempo y esfuerzo.

Para ser atractivo a los inversionistas, es fundamental generar credibilidad. Los inversionistas y otros grupos de interés en el mercado financiero de la conservación deben tener confianza en el impacto y la estabilidad del apoyo de los fondos del proyecto. Razón fundamental por la cual, las certificaciones de entidades reconocidas mundialmente resultan vitales.

En este sentido, los sisteas de monitoreo con métricas e indicadores apropiados para el desempeño financiero, ambiental y social son imprescindibles para generar credibilidad. Las empresas respaldadas por fondos de inversión dependen de los sistemas naturales para la viabilidad a largo plazo de su base de recursos y su éxito financiero. Como tal, los parámetros y criterios ambientales y sociales no son solo un instrumento adicional de responsabilidad social corporativa; son fundamentales para el modelo de negocio, el impacto y la credibilidad de los fondos de inversión.

La Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 ofreció lineamientos amplios para estandarizar los  indicadores que  miden  el  impacto  de  los  proyectos.

A su vez, las nuevas tecnologías pueden desempeñar un papel fundamental en la mejora de la transparencia y la medición del impacto de las inversiones en conservación.

GBM es un proyecto que emerge sobre un ecosistema de tecnologías que simplifica el proceso de inversión, ya sea para las empresas que necesitan compensar sus emisiones como para el individuo que posea un perfil inversor enfocado en las inversiones de impacto y cuidado ambiental. 

La  unidad  de  cambio  de  la  biodiversidad,  o “moneda”, es una hectárea de un ecosistema preservado o restaurado que será manejado para tal fin durante 100 años.

Encontrar un terreno adecuado ha demostrado ser un desafío y un riesgo. Se necesita mucho tiempo y recursos para encontrar no solo tierras adecuadas, sino también un propietario adecuado que esté dispuesto a comprometerse con planes de conservación o restauración a largo plazo. Los desafíos  técnicos  y  legales  de  seleccionar  sitios  para  actividades  de  compensación  son particularmente  desafiantes y requieren de equipos multidisciplinares.

GBM a través de su ecosistema de tecnologías, sistemas  de monitoreo y procesos certificados, logro metas de conservación que al mismo tiempo generan ganancias tangibles y escalables. 

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post

Se fortalece un nuevo paradigma a la hora de comprar

Next Post

5G una puerta al ambicioso mundo de las posibilidades

Related Posts

Agricultura sostenible para un mundo mejor

No existe un enfoque milagroso para hacer que la agricultura sea más sostenible, pero quienes están a la vanguardia del cambio están demostrando que hay soluciones. La combinación de innovación tecnológica, nuevas formas de cultivo y la demanda cambiante de los consumidores creará un cambio significativo en la huella alimentaria mundial. Se acercan las herramientas, la tecnología y las prácticas que podrían transformar por completo la producción de alimentos de una carga ambiental a una solución ecológica. Si los usamos depende de nosotros.
Cargar Más