Entender el poder del Buyer Journey es asegurar una ventaja competitiva

Los tiempos nuevos al momento de decidir una compra ha demostrado que el equilibrio de poder se ha desplazado del representante de ventas al comprador. Cómo entender esta situación para poder generar beneficios al momento de llevar adelante una campaña de marketing, es lo que vamos a tratar en este nuevo artículo. El objetivo es mejorar las ventas desentrañando los comportamientos de los usuarios.

En las siguientes líneas vamos a avanzar en la importancia clave del viaje del comprador al momento de decidir adquirir un bien, producto o servicio. Conocer las distintas etapas que atraviesan la persona entre que analiza una compra y la ejecuta es la mejor manera de destacarse en el mercado y sacar una ventaja competitiva.

El primer paso es conceptualizar los tres estados que lograrán atravesar un potencial comprador:

La etapa de conciencia, es el momento inicial en el que el comprador siente una necesidad, un vacío que llenar, se da cuenta de que tiene un problema y/o necesidad, deseo que cubrir.

Una vez que surgió la necesidad, se pasa a un segundo estadio el de la consideración, que es cuando el usuario es consciente de la necesidad y comienza a barajar los requisitos son las mejores soluciones para satisfacerla, busca información, calificación y que logrará cumplir el objetivo de ejecutar una compra de manera transparente y sencilla.

Finalmente, la última etapa es la toma de decisión: el comprador evalúa y decide sobre el proveedor adecuado para administrar la solución, quien sea más confiable, accesible y otorgue más información sobre la marca, el producto/bien o servicio.

Mientras que el rol primordial de la empresa es trasmitir que su preocupación es ayudar y dar respuesta a la búsqueda activa del consumidor, en esta decisión se logra ganar confianza para acompañar al comprador en su Buyer Journey.

Y esto se concreta al saber ofrecer garantías en todo el proceso, hasta lograr la satisfacción y “felicidad” del comprador.

Puntos clave son garantizar el ahorro de tiempo en la compra, la rapidez y todas las herramientas que facilitan ese viaje que emprende el comprador hasta decidir por la adquisición del bien o servicio.

Una herramienta que pone valor y confianza al proceso es añadir testimonios y calificaciones sobre el servicio/ producto que se ofrece.

Saber cómo transmitir que se comprenderá al público objetivo, ayudará a crear una experiencia a medida para ellos. Poder elaborar un plan de marketing enfocado influirá en la estrategia de crecimiento.

El desafío en este proceso es lograr potenciar la web, afianzar las redes sociales, atraer tráfico calificado, que podrá ser redirigido hacia los productos y servicios. Y no perder de vista los puntos débiles y los puntos fuertes de la competencia.

Descubrir qué es lo que realmente están buscando los clientes potenciales, cuál es su verdadero problema y ofrecer justo la solución de manera fácil, rápida y efectiva, con una promoción adecuada que logre atraer la atención.

Entender cómo se puede refinar el conocimiento sobre la conducta y necesidad de quienes buscan un bien o servicio; comprender de manera clara qué ofrecer en cada etapa de este viaje del comprador, es la inversión que abrirá nuevas posibilidades de crecimiento y afianzará la marca.

¿Estás de acuerdo en que se debe empatizar con el proceso de compra?. ¿Crees que manejar herramientas que faciliten ese viaje podría mejorar las ventas y fidelizar la marca? Contame cual es tu experiencia.

Total
0
Shares
Previous Post

Los nuevos desafíos de crear canales y formatos para la publicidad Gaming y eSports

Next Post

Webinar: Blockchain & Smart Energy

Related Posts