Código bajo en la era de la inmediatez digital

Las preguntas qué emergen en esta era digital, es cómo crear aplicaciones utilizando un enfoque visual, menos complicado y que nos lleve pocos recursos. Cómo responder de manera inmediata a la demanda que va surgiendo, modificándose, actualizándose, mediante la creación de aplicaciones sin la necesidad de escribir línea por línea de código. Cómo seguir construyendo innovación que nos diferencie de los métodos tradicionales que ya han perdido millones de adeptos.

Por: Alejandro Carrano.

Y la respuesta rápida y actual es adoptar empresarialmente las plataformas de código bajo, que permite que los usuarios comerciales que hasta el momento no tienen los conocimientos necesarios en la herramienta de codificación, puedan armar aplicaciones utilizando bloques de construcción reutilizables y funcionales, porque los módulos se pueden reorganizar y probar repetidamente hasta lograr que la creación se desarrolle de la manera planificada y eficiente.

Esta herramienta es parte de un movimiento que permite a los usuarios crear, manipular e implementar aplicaciones basadas en datos.

En estos tiempos donde la pandemia ha acelerado la dependencia de los usuarios a la tecnología mediante el uso de aplicaciones que acompañan las actividades laborales, en la vida cotidiana, la recreación, hasta para el control de salud, aumenta la demanda de plataformas de código bajo y sin código para seguir construyendo un camino de innovación más accesible. Por eso, esta herramienta está impactando en casi todas las disciplinas comerciales, sobre todo en el marketing.

Y es de gran importancia tener en cuenta el rol del código bajo al momento de crear aplicaciones, las mismas que se desarrollan gracias a la existencia de distintas plataformas que permiten construirlas como si se estuviera redactando un diagrama de flujo en lugar de escribir códigos línea por línea para cada función y capacidad deseada.

Porqué usar el código bajo

Centrémonos en los beneficios del código bajo para el desarrollo de aplicaciones:

Reduce el tiempo de trabajo, de espera para obtener resultados y ahorro de dinero. Además que no es necesario que se tengan grandes conocimientos en programación y la construcción de código línea por línea.

Se logra una reacción veloz ante las demandas y cambios en el mercado y un nivel de adaptación en tiempo real.

Esta herramienta da la posibilidad de crear aplicaciones a medidas sin intermediarios que no interpreten las necesidades, los creadores directos construyen en base a la información que manejan y sus objetivos, modificándolos en el camino si es necesario.

Permite la digitalización de los procesos de una organización.

Abre la puerta para mejorar el trabajo en equipo, volverlo más organizado logrando velocidad de desarrollo.

¿Estás listo para usar esta herramienta que te permitirá ahorrar tiempo, dinero y responder de manera inmediata a las exigencias del mercado mejorando el rendimiento de tu producto, servicio o marca?

Total
0
Shares
Previous Post

Cómo subirse a la ola del video marketing para masificar un mensaje

Next Post

Licencia social comunicación y desarrollo sostenible

Related Posts